Productos seleccionados
×

Ir a detalles
Referencia

Mi cuenta

×

Girbau optimiza la eficiencia energética de su línea automatizada de planchado en colaboración con SMC

Girbau, cuya sede central se encuentra en Vic (Barcelona), es el quinto fabricante mundial de soluciones de lavandería industrial: sistemas de lavado, planchado y secado. Esta empresa tiene presencia en más de 100 países y cuenta con 15 filiales en Europa, América, Oceanía y Asia. A lo largo de sus 60 años de historia ha mantenido los valores de la empresa familiar de sus inicios, poniendo a las personas y la proximidad con el cliente en el centro de sus actividades. Su decidida apuesta por la innovación, la eficiencia energética y la sostenibilidad convierten a Girbau en una compañía referente en su sector.

Entre su gama de productos, Girbau desarrolla y fabrica líneas de planchado. Estas líneas están formadas por 4 unidades: un alimentador frontal (introductor) que da paso a la unidad de planchado, de la que hablaremos a continuación, seguida de la plegadora y apiladora. Estas líneas, que pueden llegar a medir 15 metros de largo por 4 metros de ancho, planchan y doblan hasta 1.200 artículos por hora.

La optimización de la línea de planchado se llevó a cabo en dos países: la optimización de la unidad de planchado fue realizada por Girbau en España y la optimización de las otras 3 unidades se realizó en Francia. En ambos casos, Girbau contó con el apoyo incondicional de SMC.
 

Optimización de la unidad de planchado

 

“Nuestras planchadoras modulares para el secado y planchado (calandras) manejan tejidos de muy diversa índole, desde servilletas hasta manteles o nórdicos”. “La diversidad de estos tejidos exigía rediseñar la calandra para garantizar el mejor resultado con cualquier tipo de prenda. Queríamos que esta mejora de la calidad viniera acompañada de un aumento de la eficiencia energética que guía siempre nuestros diseños”, asegura Quim Riera, responsable de producto de equipos de planchado en Girbau.

La unidad de planchado se basa en una cubeta rígida de acero, calefactada interiormente, sobre la cual gira un rodillo perforado y con un recubrimiento textil. El giro del rodillo provoca el deslizamiento de la ropa a planchar sobre la cara interior de la cubeta. El secado-planchado de la ropa se obtiene por la evaporación del agua contenida en la ropa gracias a la temperatura de la cubeta y a la presión que el rodillo ejerce sobre esta.

“La optimización del proceso se basó en la introducción de 6 niveles de presión en los rodillos de planchado. La aplicación de la presión correcta sobre cada tejido garantiza a nuestros clientes que las diferentes prendas sufran menos, aumentando así la calidad de su acabado. En términos energéticos, se traduce en una reducción en su consumo de hasta en un 30%”, añade Quim Riera.

 

“Los resultados obtenidos han sido palpables para nuestros clientes desde el inicio. Lo más visible es mejor trato al textil y el aumento de los ciclos de proceso de planchado para las prendas. No obstante, la optimización de la presión ha generado otra serie de beneficios como la reducción de costes derivada por un ahorro energético eléctrico de hasta el 30% y la reducción del consumo de aire de hasta el 25%”, explica Quim Riera

Soluciones personalizadas y módulos completos “plug and play”

En cada calandra se instalaron actuadores neumáticos de gran tamaño, capaces de manejar cargas elevadas, que pueden llegar hasta 2.400 kg y aseguran el correcto transporte de la ropa por diferentes módulos a medida que se elimina su humedad residual hasta que queda perfectamente planchada.

“La calandra genera mucho calor y humedad durante el proceso; de ahí que hayamos diseñado unos cilindros especiales que soportan temperaturas de hasta 90°C y garantizan la resistencia que la planchadora requiere”, comenta Albert Albó, asesor técnico de SMC para Girbau en España. “En SMC contamos con la capacidad de diseñar, producir y montar los cilindros en Europa; esto supone una gran ventaja ya que podemos suministrar a Girbau una solución a medida y en un corto plazo de entrega. Esto forma parte de nuestro continuo compromiso de cercanía y soporte al cliente”, concluye Albert. 

La instalación de válvulas proporcionales de la serie ITV garantiza el control de la fuerza ejercida. Las válvulas proporcionales forman parte de un módulo electro-neumático personalizado que ha sido desarrollado y ensamblado por SIMA (distribuidor e integrador de SMC). Junto con las ITV se ensamblan electroválvulas de 5 vías, un presostato digital y una electroválvula de 3 vías conforme a ISO13849-1. La función básica de este conjunto es controlar automáticamente la presión que el rodillo ejerce sobre la ropa dependiendo el tipo y grosor de la ropa a planchar; la válvula proporcional regula la presión dependiendo si ejerce mayor o menor resistencia al pasar la ropa. También incorpora un sistema de seguridad con el fin de que las paradas para el mantenimiento de los rodillos se realicen de forma segura.

Mejora de la eficiencia energética de la planchadora

“Lo más importante para Girbau es la satisfacción de los clientes y con esta nueva solución hemos logrado una excelente acogida por parte del mercado”, explica Quim. “Los resultados obtenidos han sido palpables para nuestros clientes desde el inicio. Lo más visible es mejor trato al textil y el aumento de los ciclos de proceso de planchado para las prendas. No obstante, la optimización de la presión ha generado otra serie de beneficios como la reducción de costes derivada por un ahorro energético eléctrico de hasta el 30% y la reducción del consumo de aire de hasta el 25%”.
Finalmente, argumenta Quim, “hemos aportado una mejora en las labores de mantenimiento para nuestros clientes por el menor desgaste de piezas; por ejemplo, se ha incrementado el tiempo de uso de los recubrimientos textiles de la calandra en un 25%”.

Mejora continua en la línea completa

Desarrollar una línea con 4 unidades implica un gran número de tareas de automatización y es esencial simplificar los procesos de desarrollo y de instalación. Estas mejoras se han llevado a cabo principalmente en Francia.

Patrice Subra, director de operaciones de Girbau Robotics en Francia, explica: “SMC se diferencia por la alta calidad del servicio, la rapidez de reacción en todo momento y la alta fiabilidad de sus soluciones. Nos apoyan desde las primeras etapas de nuestros desarrollos. Cuando definimos un módulo electroneumático, SMC analiza qué componentes tienen el mejor dimensionamiento y simula el consumo de energía. Con este enfoque ‘fit for purpose’, SMC mejora la eficiencia energética global y disminuye el coste para el cliente final. También hemos logrado reducir la devolución de productos defectuosos".

De esta manera, SMC diseñó 20 módulos diferentes para cubrir todas las necesidades de la línea. Estos cuadros de control, diseñados según las especificaciones de Girbau, solo tienen que configurarse y están listos para su conexión a la unidad de planchado. La entrega de los módulos personalizados y listos para conectar simplifica mucho su instalación, reduce los costes de ensamblaje (minimiza el riesgo de fallo durante el ensamblaje ya que SMC prueba todos los módulos antes de la entrega) y facilita los procesos de compra puesto que cada módulo tiene una referencia única. “La gestión de existencias se simplifica enormemente. Además, SMC tiene la capacidad de suministrar los módulos en los plazos requeridos” añade Patrice Subra.

Más tarde, cuando los primeros prototipos ya están en funcionamiento, SMC analiza el consumo y ayuda a optimizar algunas funciones neumáticas si fuera necesario.

"Además, SMC colaboró en la mejora de las líneas existentes para la reducción del consumo energético. Gracia a la colocación de sensores, se detectaron las líneas de mayor consumo y el resultado fue la mejora del proceso de plegado. El flujo de aire propio de este módulo utilizado para doblar las sábanas fue reemplazado por un sistema mecanizado”, añade Patrice Subra.

"Con su amplia gama de soluciones confiables y enfoque de servicio, SMC es, sin duda, nuestro socio para afrontar futuros retos de desarrollo", concluye Patrice Subra.

“En SMC contamos con la capacidad de diseñar, producir y montar los cilindros en Europa; esto supone una gran ventaja ya que podemos suministrar a Girbau una solución a medida y en un corto plazo de entrega. Esto forma parte de nuestro continuo compromiso de cercanía y soporte al cliente”

Albert Albó | Asesor Técnico en SMC

¿Interesado en reducir el consumo energético?

Durante años, hemos colaborado con nuestros clientes liderando diferentes actividades de ahorro energético, con el objetivo de ayudar a reducir sus facturas energéticas y contribuyendo, al mismo tiempo, a la sostenibilidad global.